martes, 21 de junio de 2011

¿Qué tendrá el "Che" Guevara?

Hace una semana, en ocasión del aniversario del nacimiento de Ernesto Guevara, su tocaya Ernestina Pais entrevistó al Sr. Ramiro Guevara Erra, medio hermano del “Che” y, al mismo tiempo, coordinador del “Centro de Estudios Latinoamericanos Ernesto Che Guevara”. El motivo de la entrevista fue difundir la muestra “Cuando el Che era Ernestito”, una muestra fotográfica con imágenes del revolucionario argentino cuando niño.
video
El reportaje, digno de la revista HOLA, no tuvo mayores contratiempos. Ramiro se explayó sobre la muestra fotográfica, sobre la semana de homenajes al Che en Rosario, sobre la figura de Guevara en su familia y sobre lo particular de ser el hermano del “tipo que aparece en todas las remeras del mundo”. Muy light.
Luego de la breve charla, mi primera reacción fue el enojo. Pero este enojo no se debió solamente a la condescendencia de los entrevistadores, sino también al hecho de que el CELChe no es un ente creado por Ramiro Guevara y otros allegados correligianarios de la visión del mundo del "Che", sino que es un Centro creado por la misma municipalidad de Rosario (como si todos los rosarinos estuvieran de acuerdo con el comunismo revolucionario cubano).
Pasado el sobresalto inicial, y de la misma forma que Ricky Maravilla preguntaba“¿Qué tendrá el petiso?”, decidí hacer lo mismo y preguntarme: ¿Qué tendrá el Che Guevara?
¿Qué tendrá el Che Guevara que le perdonamos la lucha armada como forma de vida? ¿Qué tendrá el Che Guevara que ignoramos los fusilamientos llevados a cabo por el régimen que él ayudó a crear y por los cuales él mismo es acusado? ¿Qué tendrá el Che Guevara que no vemos que él mismo fue funcionario del gobierno de Fidel Castro por 7 años antes de su muerte? ¿Qué tendrá el Che Guevara para que ignoremos que fue su Revolución la que persiguió no sólo a los opresores del pasado, sino también a minorías inofensivas, como los homosexuales, por ejemplo? ¿Qué tendrá el Che Guevara que los supuestos periodistas incisivos e incomodantes de CQC hacen reportajes que podrían pertenecer a la revista Para Tí? Y, por último, ¿Qué tendrá este Guevara cuyas remeras y merchandising son un éxito comercial y cuya popularidad es comparable a la de Marcelo Tinelli?
Respuestas
Pensando e investigando, llegué a dos conclusiones. La primera es histórica y la segunda es, en algún punto, algo de azar.
En primer lugar, debe contextualizarse la Revolución Cubana. Luego de años de un gobierno tiránico y abusivo como el de Batista, con persecusión de disidentes, torturas y todo lo que trae el “combo dictadura”, hasta John Locke habría aplaudido a los sublevados. En este sentido, al tener en frente un sistema tan opresor, la lucha armada no parecía ser una elección entre varias alternativas, sino más bien parecía ser la única salida. En este contexto, es comprensible que una persona que abandona sus comodidades originales para pelear contra semejante monstruo, arriesgando su vida en el proceso, sea considerado un héroe.
En segundo lugar, la cuestión del azar. Aunque con las probabilidades altas de morir -necesariamente ligadas al a lucha armada- podemos considerar un tanto fortuito el hecho de que en Bolivia Guevara encontrara la muerte. No fortuito por la muerte misma o por la forma en que fue asesinado, sino fortuito por lo que generó después. Al morir, y al hacerlo joven, Guevara pasó a la posteridad con el beneficio de haber sido el que se arriesgó para derrocar a la dictadura, pero sin el costo de mantener una revolución que devino en un sistema carcelario, intolerante, persecutor y mucho más opresor que el anterior.
Dicho todo esto creo que, al menos, podemos entender que el guerrillero haya sido perdonado y endiosado por gran parte de la sociedad.
Otro Aniversario
Ahora bien, resulta curioso notar que a los pocos días de la conmemoración de su nacimiento, se cumplieran 127 años de la muerte de otro revolucionario, argentino también, llamado Juan Bautista Alberdi.

Alberdi, junto con la generación del '37, también se opuso al régimen autoritario y persecutor de Juan Manuel de Rosas y fue escapando de La Mazorca que terminó en Montevideo. Sin embargo, en una época donde la violencia era más aceptada aún como método político, no eligió las armas sino la pluma y en 1852 publicó sus “Bases...”, un tratado político con un remedio bastante efectivo contra la tentación del poder que tanto Rosas como Batista compartieron.
Hoy en día, Alberdi es una calle de muchas ciudades del país, sin embargo, no conozco fondos públicos destinados a la difusión de su pensamiento. Alberdi se opuso a la tiranía igual que lo hizo Guevara pero no empleó métodos violentos, no es sospechado de fusilar a nadie y, como si esto fuera poco, sus ideas dieron lugar a un sistema mucho más abierto, tolerante y libre que aquel que favoreció el “Che”.
Muy distinta habría sido la historia de la Argentina y Latinoamérica si la pregunta de hoy no fuera qué tendrá el Che, sino “¿Qué tendrá el Alberdi?”.

-----------------------
Actualización 20 de Septiembre de 2012: Dejamos el link a la carta abierta del presidente de la Human Rights Foundation a propósito de las remeras del Che vendidas por Urban Outfitters en Estados Unidos: http://www.huffingtonpost.com/thor-halvorssen/an-open-letter-to-urban-o_b_1895353.html

7 comentarios:

  1. Los homosexuales una minoria inofensiva? deci la verdad, sos homosexual? la homosexualidad destruyo el concepto de familia y el concepto de pareja, es un cancer, una enfermedad que por cuestiones de ideologia o de conveniencia (vgr: frenar la natalidad) esta en vigencia. Deberia haberse derogado esta ley mounstruosa y despiadada, la unica pareja del hombre es la mujer, no hay otra cosa. Con lo demas concuerdo pero nadie sale a prohibir esta figura nefasta de este pais, porque no vas y pedis que se haga una proscripcion del che guevara en el Congreso y en el Poder Ejecutivo? sino es quejarse en el viento (lo unico positivo es que la gente ya se empezo a indignar con ese genocida, que termino de acuerdo a lo que su estilo de pensamiento merecia, con un balazo de precision para que se termine, era una peste).

    ResponderEliminar
  2. Sin perjuicio del comentario anterior te digo: porque Rosas es tan cuestionado... la verdad es que debe ser que quiso imponer autoridad y como el argentino es violador de normas diarias y muy orientado siempre al Norte (y no EEUU) algunos entonces es algo que no deberia sorprender, por algo sera.

    ResponderEliminar
  3. Hasta donde yo sé, anónimo I, "destruir el concepto de familia" no es un delito tipificado. Por otro lado, si lo fuera, no encontraría a la homosexualidad culpable. Además, no creo que el concepto de familia, ni la familia en general, estén destruidas. Para nada, son lugares comunes que todo el mundo repite para quedar bien y quedar serio. No comparto.

    Por el otro lado, no me gustan las ideas del "CHE", pero vos querés que lo prohibamos y hagamos que sea todavía mucho más cool ponerse la remera?? Ni loco!!

    Prohibir no sirve. Lo que sirve es competir. Competir con las ideas, mostrar que hubo proyectos mejores, gente mejor, caminos mejores. En fin, te dediqué demasiado espacio.

    Sobre Rosas, no soy un experto, pero el análisis que hago es que un tipo con "la suma del poder público", es proclive al exceso. Y él no fue ajeno a esta característica. tuvo su "grupo de choque" y persiguió a los que no pensaban como él.

    Y finalmente, no creo que el argentino sea violador de normas. Creo que hay quienes las violan y quienes no, pero si hay más que sí las violan puede ser por dos motivos:

    Uno, que hay demasiadas normas, muchas que ni conocemos, muchas que no deberían existir.

    Dos, no cumplir la ley suele ser económicamente más beneficioso que cumplirla.

    Abrazo!

    ResponderEliminar
  4. Creo que Alberdi se revolcaría en su tumba si una municipalidad dedicara fondos a divulgar su obra. Sería una política totalmente contraria a las ideas de Alberdi...

    ResponderEliminar
  5. Alejandro no sé hasta qué punto se indignaría, pero es cierto que no tendría coherencia con su manera de pensar. Sin embargo, lo que escribo acerca de que no hay fondos públicos dedicados a difundir a Alberdi es simplemente para comparar con lo que sí sucede con el Che Guevara.

    Y lo pongo porque el hecho de que la Municipalidad de Rosario financie el CELChe y que esto sea tomado con total naturalidad, refleja que gran parte de la sociedad apoya este tipo de medidas, en el fondo, porque bancan lo que significa el "CHE".

    Sin la necesidad de difundir coactivamente las ideas de Alberdi, creo que si gran parte de la sociedad bancara lo que significa J.B Alberdi para nuestra historia, otra sería la situación actual de nuestro país.

    Abrazo!

    ResponderEliminar
  6. ¿Que tendrá ese barbudo?

    Para mí das en la clave total con el tema de morir joven antes de que el poder lo llegara a corromper. Murió peleando por sus ideas. La fantasía ideal de la psychobolche que estudia letras y sueña con convertirlo en un padre de familia.

    "Luego de años de un gobierno tiránico y abusivo como el de Batista, con persecusión de disidentes, torturas y todo lo que trae el “combo dictadura”, hasta John Locke habría aplaudido a los sublevados. En este sentido, al tener en frente un sistema tan opresor, la lucha armada no parecía ser una elección entre varias alternativas, sino más bien parecía ser la única salida."

    Me alegra que empieces a reconocer que cuando el gobierno se torna ilegitimo, el poder vuelve al pueblo y a veces la resistencia armada es el deber de todo ciudadano.
    Cuando no te dejan votar, no te dejan hablar, no te dejan reunirte... no te dejan otra que agarrar las armas.

    Abrazo!

    ResponderEliminar
  7. Se te olvidó la mitad del artículo. Alberdi vivió circunstancias parecidas. Sin embargo, no empuñó el fusil (aunque sí apoyó a Urquiza) y ciertamente no participó de un gobierno que se dedicara a perseguir opositores. Si mal no recuerdo la frase "ni vencedores ni vencidos" viene después de Rosas y Alberdi es el padre de nuestra Constitución, un texto escrito que (si estuviera vigente) nunca permitiría que las atrocidades acaecidas en Cuba durante los últimos 50 años tuvieran lugar alguna vez en nuestro país.

    Creo que ante circunstancias parecidas, existen igual distintas opciones. Ciertamente la de Guevara es condenable -aunque puede ser entendible- mientras que la opción de Alberdi es también entendible, pero para nada condenable.

    Abrazo!

    ResponderEliminar