viernes, 18 de marzo de 2011

¿Por Qué Roban los Políticos?

Por lo mismo que los otros ladrones. No tanto por su calidad como personas sino por una respuesta lógica a la siguiente pregunta: ¿Para qué trabajar 8, 10 o 12 horas por día por un sueldo que no alcanza si trabajando mucho menos tiempo se puede vivir mucho mejor?

En general creemos que el que roba es malo porque hace un daño al otro y eso es cierto, pero no debemos dejar de lado la idea de que el robo es un acto perfectamente racional.

Salir a robar no debe ser nada fácil. Si te sale mal podés terminar preso, herido o bien muerto. Es decir, robar involucra un alto nivel de riesgo. Sin embargo, el beneficio es alto en relación al costo.

Robar una cartera, por ejemplo, puede tomar 40 segundos. La adrenalina debe ser altísima y –como dijimos- el riesgo también, pero luego de 40 segundos de trabajo obtuvimos 200 o 300 pesos más un celular y accesorios que podemos cambiar por dinero.

Asimismo, robarle con éxito una cartera a una señora en el medio de la avenida Corrientes es mucho más difícil que hacerlo de noche en un callejón con poca luz y poca gente. ¿Por qué? Porque la posibilidad de ser descubierto y tener que correr por tu vida disminuye significativamente en el callejón.

Ahora bien, imaginemos que el carterista pudiera reducir el riesgo de ser descubierto a una expresión mínima.

Imaginemos que, en lugar de asaltar una mujer, empujarla al piso, tironearle el bolso y salir corriendo, nuestra rutina laboral sucediera en un elegante despacho, con aire acondicionado y varios empleados sirviendo café.

Supongamos, además, que en lugar de 200 pesos y accesorios para vender, el premio son varios millones que van a ir a parar a una cuenta en un banco suizo a nombre de un tío segundo.

Pensemos también que la posibilidad de ser atrapado en medio del atraco baja porque nuestra rentabilidad es tan grande que podemos compartir el botín con quien debería meternos presos.

Y considérese por último que las oportunidades para incurrir en este tipo de maniobras es abundante puesto que el sistema está lleno de regulaciones, permisos, habilitaciones, contrataciones públicas y licitaciones.

Finalmente, si vos fueras político y vieras esta circunstancia, ¿no robarías también?

Probablemente no porque no es tu estilo andar jorobando a la gente por ahí. De acuerdo. Sin embargo, no podemos decir que quien cobra una coima, paga un sobreprecio, o cobra un “peaje” extra no lo haga siguiendo una perfecta ecuación de costo beneficio. Entonces ¿qué hacemos?

Como primera medida podríamos ir casa por casa predicando las bondades de ser honesto y no quedarse con los vueltos. Pero difícilmente la debilidad humana logre entendernos.

En segundo lugar, podríamos idear una nueva serie de controles que sirva para relevar a los supervisores del área de regulación de las actividades monitoreadas que controlan al que debería estar controlando; logrando simplemente agregar eslabones a una cadena en donde, a la larga, cuando se aceita el mecanismo, todos se llevan su porción.

Entonces, si los hombres luego de resolver su ecuación costo-beneficio deciden incurrir en actos corruptos, y si los controladores de que esto no pase son tan humanos como los primeros, lo que hay que cambiar no es al hombre sino a la circunstancia.

Si no hubiera mujeres por la calle caminando con carteras, de seguro no habría carteristas. Si la calefacción dependiera de cada departamento, el administrador del edificio no podría facturar más caro el arreglo de la caldera.

Análogamente, si removiéramos al gobierno de su papel omnipresente, promotor y controlador de la actividad de los ciudadanos, le estaríamos dando un demoledor golpe al fenomenal clima de negocios corruptos que hoy impera en el país.

11 comentarios:

  1. Ante todo me gusta la forma en que encarás el análisis, pero difiero en la
    dicotomía hombre vs. circunstancia. En mi modesta opinión hay que cambiar un
    poco ambas. Y en cuanto al huevo o la gallina, creo que si los que somos un
    poco honestos no ocupamos los lugares de decisión desde los cuales se puede
    decidir cambiar las circunstancias, estaremos en el horno. Como hombre de
    campo, cuando un perro se acostumbra a matar para comer y percibe el placer
    de hacerlo, nunca deja de matar, hay que sacrificar al perro. No se me
    malinterprete, no es silla eléctrica para los corruptos, pero si justicia.
    Las sociedades que funcionan lo hacen porque existe el rigor y el castigo. Y
    eso sucede cuando en las bases trabajar esta bueno y robar está mal. Es por
    eso que en el terremoto de Japón no se registran saqueos. Me fui lejos, pero
    como va a llevar mucho hacer un cambio cultural, tenemos tiempo para hacer
    un buen diagnóstico y porner manos a la obra. Seguí aportando que suma!

    ResponderEliminar
  2. A ver... yo coincido Diego en que hay gente honesta y gente deshonesta.

    Sin embargo, también tenemos que entender que los hombres actuamos por incentivos y si el incentivo es grande alguna excusa nos vamos a poner para hacernos creer que lo que estamos haciendo está, de alguna manera, justificado.

    Entiendo tu planteo de "silla eléctrica", que apunta a un control más férreo para este tipo de conductas pero a eso hay que oponerle, primero, el hecho de que muchas maniobras son difíciles de detectar y, segundo, que ya existen controles (como la Oficina Anticorrupción, por ejemplo, o bien los jueces que deben investigar causas de enriquecimiento ilícito) pero han demostrado ser un fracaso rotundo.

    Es por esto que me inclino a pensar que la solución debe ser de fondo y debe apuntar a quitarle al funcionario toda posibilidad de cobrar peajes.

    Creo que la manera de hacer esto es sacarle al gobierno su alto grado de participación en la vida ciudadana.

    Abrazo!

    ResponderEliminar
  3. QUE TAL? Es la primera vez que me siento a comentar en este blog, pero siendo sincero hacia varios dias que queria mechar un comentario.

    Me parece que en general existe en tu discurso (y en el de todos los liberales) la idea de la simplificacion. Esa necesidad por reducir absolutamente todo a una variable o formula matematica. Creo que la sociedad es mucho mas compleja y debe analizarse en su conplejidad y no ser reducida a una teoria con un grafica con dos variables.
    Por ej: una vez vi a un "gran economista" ortodoxo explicar la economia argentina con manzanas y canastas (un tal kachanosky)


    En este caso la formula seria: a mayor Estado mas corrupcion. Todo para explicar la necesidad del minimo estado y la no inversion publica(el mal llamado gasto)

    Quiero afirmar que "hoy hay menos corrupcion que hace 10 años atras"
    Eso se debe a que el poder politico no esta asociado al stablishment mediatico, esta situacion genera que haya menos impunidad que hace 10 años atras.

    (((Hace 10 años atras habia menos carteras y sin embargo recordemos el nivel de corrupcion: coimas en el senado, venta de armas, privatizadas, etc.)))

    Esto sumado a que existe mas participacion ciudadana que permite el necesario control social. Esto se da mucho a nivel municipal en los casos donde existe la voluntad politica de crear herramientas que hagan al control. Como por ej el presup participativo o las oficinas anticorrupcion el libre acceso a la info publica, etc.

    El problema de la corrupcion tambien debe analizarse de forma estructural, y en este sentido: Tanto el estado, como en el ambito privado si uno esta inmerso en un ambiente corrupto, poco democratico, poco transparente, es posible que se de mas corrupcion y que "desde adentro de esa estructura sea imposible modificarla"

    Ejemplos claros son la policia y los partidos politicos tradicionales de la argentina. Uno dice: "voy a cambiarlo desde adentro". Esto es mentira, uno se termina corrompiendo (en caso policia) por mas que sea la mejor persona del mundo... el discurso que te gana es: "mira lo que cobramos" "arriezgamos nuestras vidas" el sueldo es miserable" "hay que coimear" etc.
    Este es un ejemplo donde la estructura le gana al individuo.

    Y en caso del Estado lo mismo, para que no sea corrupto es cuestion de que nos gobiernen partidos nuevos donde la corrupcion no sea moneda corriente, donde los historicos nichos de corrupcion politica asociada a la corrup policial y judiacial no nos siga gobernando.

    Puedo agregar por ultimo que hay una tendencia hacia la descentralizacion del estado (y pienso en la diferencia con 10 ños atras: como estaban asignados los recursos) en donde las instancias municipales son quienes administran mas fondos con controles ciudadnos de proximidad. Ojala que esa tendecia continue y se profundice. Por mas estado descentralizado, por mas democracia, control y compromiso ciudadano, para que exista la menor corrupcion posible en la Argentina.

    Por ultimo, recurrir a la corrupcion para discutir ideologia me parece demaciado simplista, una excusa. A lo que voy, nadie esta a favor de la corrupcion, ninguna ideologia la avala. Por eso digo, discutamos ideologia. Discutamos por que si y por que no las carteras. La corrupcion la condenamos todos y su solucion y explicacion, como dije, es mas compleja que una formula matematica.

    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Querido sobrino: no estoy del todo de acuerdo en que los politicos corruptos roben por acumulación de dinero, sino por acumulación de poder, y esa acumulación es la que a la vez les trae impunidad. Creo que está "insinuado" en tu articulo pero no debidamente desarrollado. De todas formas, siempre es valioso tu aporte para ponernos a poensar, porque, como vos decís, LA CRISIS ES FILOSOFICA
    Con todo mi amor
    "laTIA"

    ResponderEliminar
  5. Buenas,

    Antes que nada, gracias por animarse a dar su opinión. Me encanta la idea de que la gente opine sobre lo que escribo y mucho más cuando la idea es opuesta, distinta o adversa.
    Aunque también reconozco que me encanta que me pongan “Buenísimo, coincido en todo” jaja..

    Tia, entiendo que los que roban puedan robar por dinero, poder, u otras motivaciones. Sin embargo, el punto del artículo es mostrar que se roba porque se puede robar, más allá de lo que busque el corrupto.

    Respecto a vos “Anónimo”, arranco por lo último: no recurro a la corrupción para discutir otra cosa. Lo que busco es una comprensión del fenómeno y creo que éste se da naturalmente en el hombre toda vez que esté la posibilidad, que los beneficios sean altos, y que nadie nos agarre. (Cabe igual la salvedad de que hay gente que nunca tocaría lo ajeno por principios o convicciones determinadas).

    Ahora decís que en otras décadas había “menos carteras” pero citás la venta de armas, las coimas en el Senado y las privatizaciones. Todos son hechos relacionados con la actividad gubernamental. No creo que sea sólo un fenómeno que suceda en el Estado, pero sí creo que la posibilidad de salirse con la suya en este ámbito es mayor. Y vos coincidís conmigo en esto que digo y afirmás que si hubiera más descentralización, habría menos corrupción.

    Y de hecho creo que ésa es mi conclusión. Si se le saca a los políticos la posibilidad de acceder a enormes beneficios sin el riesgo de ser atrapados, entonces se acaba el problema. Un Estado descentralizado en serio, podría ser una solución.

    ¿Y cuál es el extremo de la descentralización? Un sistema en que las decisiones no pasen por las “agrupaciones representativas”, sino por cada individuo.

    Abrazo!

    ResponderEliminar
  6. Este es el tipico pensamiento neo-liberal que nos hundio en los 90, deshacerse de empresas no necesariamente es deshacerse del problema, hoy dia se llega a la conclusion de que sin subsidios por ejemplo a los trenes la gente no se moviliza, no trabaja, no se produce, no se vende, y todas las consecuencias de una recesion, el estado DEBE controlar ciertas cuestiones, porque el objetivo del Estado es cuidar el bienestar de la gente.
    Los privados tambien roban, entonces estamos ante la misma situacion, la unica diferencia es que los privados se llevan la ganancia... y no el estado

    Disculpame pero creo que no aportas nada, no se hace cuanto estas en la filosofia pero estos son temas basicos, ningun extremo funciona, la desregulacion no da un buen funcionamiento y nunca lo dio en el mundo

    Saludos
    Miguel

    ResponderEliminar
  7. Me olvide de proponer... siempre despues de una critica deberia haber una propuesta a mi modo de ver

    Yo propondria crear organismos de control eficiente por ej: una junta entre: ciudadanos y politicos de distintos partidos destinados unicamente a revisar que se cumplan obras, analizar posibles casos de corrupccion, un buen sistema de denuncias anonimas (hoy dia con medio digitales si se quiere es muy facil hacer que no se pueda omitir o truchar informacion), actualizar el gobierno a las necesidades del hoy
    Ademas soy partidario de la participacion del Estado en las empresas, si el estado tiene %40 de una empresa de servicios, es socio... pero a la vez van a haber privados, o sea que garantiza la busqueda del rendimiento (lucro) y no manipulacion politica

    Obviamente como cualquier "propuesta" elaborada en 10/15 lineas, puede ser insuficiente, escucho propuestas

    Saludos de nuevo
    Miguel

    ResponderEliminar
  8. Michael,

    Si el argumento es neoliberal o neomarxista me tiene sin cuidado. Lo que me preocupa es que tenga coherencia y que sea cierto. Lo que pongo acá es un razonamiento, no una ideología.

    Por otra parte, si nos hundimos en los 90 con ese pensamiento, en los 80 nos habíamos hundido con otro y cuando los K terminen con la Argentina nos vamos a hundir de nuevo y ya no sé a qué ideología se lo vas a atribuir.

    Decís que los privados también roban y, por supuesto, no estoy en desacuerdo. De hecho los funcionarios no roban por ser funcionarios sino por ser humanos.

    Sobre tu propuesta te digo: las drogas están prohibidas. Tenemos la "guerra contra las drogas" declarada por las policías y ejércitos más poderosos del mundo. Sin embargo, todos pueden fumarse un porro, tomar cocaína y destruirse con el paco con muchísima facilidad.

    Cuando el "premio" es tan grande, no hay organismo de control que valga. En estos casos hay que entender bien el problema, para luego pensar en soluciones de fondo.

    Eso trato de hacer,

    Saludos!

    PD: En una escala de peor a mejor, un extremos es el mejor y otro extremo es, naturalmente, el peor. ¿Todavía en este caso pensás que la óptima solución está en el "más o menos"?

    ResponderEliminar
  9. Eliminar la corrupción es muy sencillo: sólo se paga lo que autorice previamente el interventor, suprimido por el etarra Zapatero. Y segundo, el coste de la estructura política no puede superar el 3% del PIB. Con ese dinero pueden pelearse lo que quieran toda la casta: senado, diputaciones, asesores, regiones, subvenciones, cortes, consejeros, plataformas, observatorios, sindicatos, patronales, etc. Muy sencillo. Con eso no se necesita ningún recorte social ni ningún robo a los pensionistas. Y sobra dinero.
    Pero no sólo eso, sino que a los políticos regionales y locales que no pagan a los proveedores hay que embargarles sus bienen más inhabilitadión vitalicia. Para esto se necesitan jueces que tengan lo que ahora no tienen.

    ResponderEliminar
  10. Estoy de acuerdo con el post.

    Pero le faltó nombrar la clave del asunto:

    El que roba es el aparato de recaudación de impuestos.

    ¿Cómo se resuelve? Desmantelando ese aparato fascista y ladrón.
    Dejando impuestos mínimos para el funcionamiento correcto del Estado.
    ¿Cuál es?

    El Estado debería existir para defender: La vida, la libertad y la propiedad de la gente. Sin que nadie tenga coronita de ningún tipo.

    ResponderEliminar